¿Son realmente útiles los reductores de velocidad?

Foto de La utilidad de los reductores de velocidad

En el día a día es muy frecuente encontrarse con reductores de velocidad por las calles. Todo el mundo sabe que su función es la de obligar a los conductores a mantener una velocidad reducida durante un tramo determinado y prestar atención a la conducción.

Estos elementos suelen colocarse en salidas de autovías, entradas a las ciudades, puertas de colegios, pasos de peatones en elevado tránsito… Todo con el fin de preservar la seguridad de los peatones y los conductores, pero ¿son realmente útiles?

Sí. Efectivamente, los reductores de velocidad son totalmente eficaces. Se observó que la aceleración de la velocidad vertical que provocan estos elementos en los vehículos es algo que resulta muy incómodo para los conductores si circulan a una velocidad superior a la permitida, por ello se ven obligados a levantar el pie del acelerador.

Existen multitud de reductores de velocidad en el mercado, por eso es importante conocer las características que tienen y saber escoger el que mejor convenga en cada situación. Desde Parking Fácil informan de algunos de los reductores de velocidad eficaces que tienen en su tienda online especializada en sistemas de protección y seguridad en aparcamientos, viales y zonas de paso de vehículos.

Los tipos de reductores de velocidad son:

– Lomo de asno: Tiene una altura de 6 centímetros y una longitud de 4 metros. Se señalizan con triángulos blancos sobre la rampa ascendente y poseen sección transversal de segmento circular.

– Prefabricados: Las dimensiones varían en función de la velocidad permitida. Para velocidades de 50 km/h, el reductor ha de poseer 60 cm de longitud y 3 cm de altura, mientras que para velocidades inferiores a los 50 km/h, la longitud puede alcanzar los 120 cm y los 7 de altura.

– Reductor trapezoidal: también conocidos como pasos peatonales sobre-elevados. Para señalizarlos son necesarias unas bandas transversales pintadas.

– Banda transversal de alerta: deben tener el mismo ancho que la calzada, con una altura de 10 milímetros y un ancho de 50 cm. Suelen estar agrupadas en grupos de 3.

La seguridad es importante tanto para conductores como peatones, por ello los reductores de velocidad cumplen una doble función de protección para ambos. En Parking Fácil, lo tienen claro y buscan siempre la mayor protección para todos. En su tienda online se pueden encontrar todo tipo de cepos para parking, barreras de aparcamientos, isletas para vados, topes de aparcamiento, entre otros muchos productos relacionados con la seguridad y protección en carretera y de vehículos.

Relacionados

5 ventajas de contratar a un wedding planner, por ESTER SIN H

Afortunadamente, con la ayuda de wedding planner profesionales, los novios pueden delegar parte de la…

Paraguay y EUROFRONT lideran un encuentro para promover la movilidad y seguridad fronteriza en el MERCOSUR

Este jueves 23 de junio se ha celebrado en Asunción (Paraguay) un encuentro de representantes…

Las principales soft skills de un ingeniero

El avance de las nuevas tecnologías dejó atrás dibujar a mano, el compás, la escuadra,…

Formación de la oficina de rehabilitación del COACM a los administradores de fincas castellano-manchegos

El Colegio Oficial de Arquitectos de Castilla-La Mancha firmó, el pasado 19 de abril, un…

Sinopsis del 1er Simposio Internacional de Ortodoncia de la IOF

El Profesor Ravindra Nanda, redactor jefe de “Progress in Orthodontics” y Profesor Adjunto del Instituto…

LHH refuerza su presencia en el mercado de Learning & Development

LHH, la consultora del Grupo Adecco especializada en el acompañamiento de las organizaciones en sus…